“Entonces Siddharta, mirando hacia la ciudad exclamó: ‘¡Hasta que haya visto la otra orilla del nacimiento y la muerte, nunca entraré de nuevo a la ciudad de mi Padre!”  – Budacarita

Gurdjieff- La Gran PartidaEn nuestro artículo anterior sobre La Gran Partida, seguimos el escape de Siddharta de la prisión del palacio de su padre. Miramos un relieve budista que mostraba el momento de la liberación de Siddharta y notamos que la penetración física de la obra de arte en una nueva dimensión, reflejaba el despertar de Siddharta, su penetración en una nueva dimensión de la consciencia.

Mientras que Siddharta está aún en el umbral del despertar, un elemento nuevo y significativo entra en la narrativa de su historia, uno que lo rodeará a lo largo de las siguientes fases de su evolución.  Este elemento es Mara, el oponente de la liberación.

Mientras que el joven príncipe está en la cúspide de la partida, oye una voz que lo urge a que reconsidere.

“¡No salga, señor! decía Mara con la intención de detener al bodhisattva:  “En siete días a partir de ahora te volverás gobernante sobre cuatro continentes y las dos mil islas adyacentes.  ¡Deténte, oh señor!” – Nidankath

Gurdjieff - Mara - AjantaMara personifica la oposición. Es retratado en el arte budista como un general de espíritu mezquino que monta un elefante y conduce un ejército de diablos caóticos. Estos representan las emociones, pensamientos y sensaciones que obstaculizan el despertar.

Es de particular interés la oportunidad de la aparición de Mara; en tanto que el príncipe estaba inmerso en el lujo palaciego, Mara permanecía detrás de la escena, pero ahora que está por partir, Mara aparece en persona para persuadir a Siddharta de que regrese

El esfuerzo consciente atrae oposición.

“Tan pronto como un hombre se despierta por un momento y abre los ojos, todas las fuerzas que provocaron su sueño, comienzan a actuar sobre él con un energía diez veces mayor e inmediatamente se queda dormido nuevamente, con frecuencia soñando que está despierto.” – George Gurdjieff

Gurdjieff - Assault of MaraEste episodiode La Gran Partida nos enseña a esperar un aumento de la oposición interna en el momento de despertar. En otras palabras, con el fin de prolongar la consciencia, nuestros esfuerzos deben aumentar.

El príncipe ignora las tentaciones de Mara y procede a partir del palacio de su padre. Mara seguirá ahora celosamente el desarrollo de Siddharta, esperando una oportunidad para hacerlo tropezar y volver a prisión. En palabras de la leyenda budista: “Entonces el Tentador lo siguió, siempre vigilando algún desliz, tan cerca como una sombra que nunca abandona su objeto.”

La oposición de Mara aumentará firmemente a lo largo de cada paso del viaje de Buda y culminará en el capítulo sobre la Iluminación (que se examinará en un artículo futuro de ggurdjieff.es).

Para este mes, invito a nuestros lectores y escritores a experimentar, repitiendo un ejercicio que usaba Peter Ouspensky en sus reuniones introductorias:

“Tome un reloj y mire el segundero tratando de estar consciente de sí, y concentrándose en el pensamiento: ‘Soy Peter Ouspensky, estoy aquí ahora.’ Trate de no pensar en nada más, simplemente siga el movimiento del segundero y de estar consciente de sí de su nombre, de su existencia y del lugar donde esté. Mantenga afuera a todo otro pensamiento. Si es persistente,  será capaz de hacerlo por dos minutos. Este es el límite de su consciencia.” – Peter Ouspensky

¿Qué encuentra cuando trata de estar presente por dos minutos sin interrupciones? ¿Puede ver a Mara aumentando su resistencia? ¿Puede atrapar las emociones, pensamientos y sensaciones de su ejército antes de que lo obstaculicen?