‘¿Nuevo en este trabajo? Comience aquí

¿Por qué “el Trabajo sobre sí”?

Para comprender por qué llamamos el Trabajo a esta práctica, tome un momento para mirar este video:
Gurdjieff Downwards Arrow

Grados de atención

Atravesamos nuestro día con grados de atención variables. La mayor parte de nuestras tareas diarias requieren una atención mínima, tal como vestirnos, comer o interactuar con amigos o con la familia. Algunas tareas requieren más atención, tal como la de leer un libro, hacer el borrador de un email o asistir a una entrevista de trabajo.

Podemos efectuar el primer grupo de acciones mientras simultáneamente realizamos otras: vestirnos mientras hablamos por teléfono, comer mientras conversamos con nuestros amigos o interactuar socialmente mientras enviamos y recibimos mensajes de texto. Sin embargo, no podemos realizar tareas que requieran atención a la vez que otras tareas sin dañar nuestro desempeño. No podemos leer un libro mientras hablamos por teléfono, hacer el borrador de un email mientras conversamos con los amigos o asistir a una entrevista de trabajo mientras mandamos mensajes de texto.

Funcionamos con grados de atención variables

Atención y voluntad

Nuestra atención está sujeta a nuestra voluntad. Si lo deseamos, podemos efectuar cualquier tarea con más atención. Podemos llevar atención al vestirnos, sintiendo la tela de la ropa, combinando los colores de la camisa con el cinturón y los zapatos, etc. Podemos comer con intención, saboreando cada bocado, cada sorbo, etc.

Pero no precisamos ser profesionales en ningún campo para verificar que podemos llevar mayor o menor atención a las acciones más simples, lo que demuestra que:

Nuestra atención está sujeta a nuestra voluntad

Vestirse sin atención no requiere esfuerzo; vestirse intencionalmente requiere esfuerzo. Comer sin atención es sin esfuerzo; saborear la comida requiere esfuerzo. Dirigir la atención mediante la voluntad requiere esfuerzo. Esto explica por qué Gurdjieff llamó sus métodos de desarrollo de sí “El Trabajo”.

Darse cuenta y consciencia

Gurdjieff-ThumbnailGurdjieff-Peter Ouspensky ThumbnailDirigir la atención no es el fin del Trabajo; es un medio por el cual nos volvemos conscientes. Pocas enseñanzas hacen la distinción entre la consciencia y la atención y es aquí en dondee el Cuarto Camino difiere de la mayoría de los demás sistemas. El Trabajo no es solo sobre estar atento; es sobre ser consciente, y la consciencia es darse cuenta de sí mismo. George Gurdjieff llamó a esto recuerdo de sí. Peter Ouspensky lo llamó atención dividida. Más recientemente, se volovió popular como estar presente. Lo llamemos como lo llamemos, sin la distinción entre darse cuenta y consciencia, nuestros esfuerzos por ser conscientes solo pueden rendir resultados parciales.

He invitado escritores de todas las edades y culturas, y de todos los ambientes de la vida, a compartir sus éxitos y fracasos en sus esfuerzos para ser conscientes. Sus artículos forman la base de ggurdjieff.es. Subscríbase para recibir nuestros artículos por email.

“Aquí están… solo aquellos que persiguen
un propósito: ser capaces de ser.”
– George Gurdjieff