MARZO 2020

Marzo muestra a nuestro granjero podando su vid. La poda simboliza tapar fugas. El primer taller de marzo se centró en la pérdida de atención. Observamos cómo habitualmente desperdiciamos nuestra atención en cosas insignificantes y preparamos el terreno para frenar este desperdicio. En nuestro segundo taller de marzo, los estudiantes compartieron varias formas por las cuales la falta de enfoque disipa la energía y cómo podar este desperdicio. El tercer taller de marzo evolucionó en torno a la pandemia mundial en desarrollo. Nuestra susceptibilidad a las emociones negativas es más pronunciada. Hablamos sobre cómo enfocar nuestra atención, con el objetivo de captar el primer pensamiento o impulso que posteriormente nos llevó a soñar despierto, negatividad o cualquier comportamiento inconsciente similar. El cuarto taller se centró en transformar la incertidumbre de la situación mundial actual. Durante la última semana de marzo, toda la escuela experimentó con un ejercicio de tomar una impresión tras otra de nuestro entorno inmediato en intervalos de una respiración, como una forma de frenar el desperdicio de atención. Concluimos el mes discutiendo nuestras experiencias con este ejercicio.

La energía se gasta en el «interés» que dedicamos sin cesar a las cosas que ocurren a nuestro alrededor o a las personas con las cuales no tenemos nada que ver; en el constante desperdicio de la fuerza de «atención»
Gurdjieff