Octubre de 2020

El trabajo de octubre es embarrilar de uva. Las uvas simbolizan las emociones. En la semana anterior a octubre, realizamos un ejercicio práctico destinado a mantener la vigilia interior. Verificamos que como un esfuerzo meramente intelectual, lograr este (o cualquier) objetivo era prácticamente imposible; la realización requiere una inversión emocional. Como ocurre con cualquier capital, para invertir es necesario tener una idea de cómo recopilar y controlar las emociones. Antes de nuestro segundo taller, nuestro trabajo práctico consistía en escuchar una pieza musical asignada y observar nuestras respuestas emocionales resultantes. También exploramos la idea de generar emociones superiores mientras estamos en medio de las emociones negativas mecánicas que caracterizan gran parte de nuestra vida emocional. El tema de nuestro tercer taller fue la disolución de amortiguadores. En parte, un amortiguador es un punto ciego psicológico que nos permite actuar, pensar o sentir de muchas formas contradictorias sin sufrir una disonancia psíquica perpetua. Para concluir el mes, se abrió el taller final para una reunión de preguntas y respuestas.

No hay atención en la gente. Debes aspirar a adquirirla. La auto-observación sólo es posible después de adquirir la atención. Empieza con cosas pequeñas.
Gurdjieff