Septiembre de 2020

La labor de septiembre es la vendimia. Las uvas representan emociones, y así como las uvas pueden refinarse para convertirlas en vino, también nuestro centro emocional puede refinarse y dejar de producir emociones groseras para generar emociones profundas. Comenzamos septiembre explorando los esfuerzos que nos vuelven más emocionales. Esto naturalmente nos llevó a explorar el tema de las emociones negativas. Un punto clave del taller fue que la mayoría de las emociones negativas que experimentamos se basan en la imaginación. Hablamos sobre cómo el arte puede actuar como un espejo, cómo puede provocar emociones y exploramos algunos de los significados más profundos contenidos en las obras de arte. Nuestro tercer taller utilizó una obra de arte en particular que retrata cuatro pasos de la negatividad. En la semana siguiente, nuestro trabajo práctico fue observar estos pasos en nosotros mismos y aplicar los dos últimos pasos para luchar con nuestra propia negatividad. Nuestro último taller del mes estuvo dedicado a observar nuestra reacción automática a nuestro propio sueño. ¿Cómo resistir el juicio de uno mismo cuando nos damos cuenta de que hemos estado dormidos y, en vez de eso, utilizar esta comprensión para recordarnos a nosotros mismos?

El hombre tiene miedo de ver algo malo, y si por accidente, al mirar profundamente, ve su propio mal, ve también su nadidad. Tenemos el hábito de rechazar pensamientos sobre nosotros mismos, porque tenemos miedo de los remordimientos de conciencia.
Gurdjieff